Enlaces

Buscar


« | Home | »

Rececho de arruí, ¡dia perfecto¡

julio 24, 2018

2
Se me ocurrió de repente, porque no, aprovechar mi último precinto antes de terminar la temporada, pero cuando ? el trabajo, las hijas, el nieto, el jardín, la casa ¿??
Ya está, un madrugón antes de trabajar….. Ya lo había hecho antes , tengo el coto a solo una hora de mi domicilio, es lo bueno que tiene, además de jabalíes y arruís,, jejeje.
Saliendo de noche y estando al amanecer en el tajo, me quedan 2 horas de rececho, bien aprovechadas dan mucho de si,,, y después a las 10,00 duchado, y en la oficina, y nadie se entera, ni mi mujer a veces. Ya me había dado resultado anteriormente estos recechos exprés para quitarme el gusanillo montero.
Pensado y hecho, al día siguiente empiezo , como recordatorio tirando unas flechas a 30, 40/ 50, mas,, no doy de si, con la mínima garantía exigible, el telemetro funciona , las botas, el traje , la mochila los papeles la cámara de video cargada, ……… al dia siguiente y a las 5 de la mañana, sin reloj… ya estoy despierto.
El ritual de equiparse y vestirse, que es casi matemático, organizado como si de un gran evento o acontecimiento fuera a ocurrir, al atarme las botas tengo una sensación extraña como si la de final de una competición mundial se tratara, las aprieto un nudo ,dos, y eso me da como energía o fuerza para lo que se avecina, que nos es poco.
La realidad es que recechar por alta montaña , una persona en solitario como es mi caso, y máxime con arco que te obliga aún más si cabe a forzar las situaciones y acercamientos no deja de ser una verdadera temeridad, si lo piensas detenidamente, así cuando yo me ato las botas con fuerza, no puedo evitar en pensar si será la última vez que me las ato, y eso me recorre un escalofrió el cuerpo que me hace tomar doblemente precauciones al máximo, no se me olvida a nuestro amigo y grandísimo aficionado Mario Miguelañez, que nos dio tan amarga despedida al final, aprovecho para recordarlo con admiración por su afición al arco y sus logros en todos los campos, seguro que anda recechando entre altas montañas.
La zona que yo cazo es especialmente dura y quebrada con grandes barrancos y paredes verticales inmensas, y justo por ahí les gusta a mis amigos arruís pastar y ramonear y echarse largas siestas en una camas de tierra mullida que se preparan raspando con las pezuñas en los carasoles, al abrigo del viento, ¡¡no son tontos¡¡ es donde se sienten protegidos de la mayoría de los peligros, es sorprendente verlos bajar o subir por las paredes que te cuestan a ti varias horas, ellos las bajan o suben en dos saltos, incluso con rifle es complicado el disparo, en esos despeñaderos, la aproximación es complicada por lo ruidoso del terreno que a la mínima se desprende piedras que ruedan por la ladera dando la alarma, acercarse y hacerlo a 30/50 m es ya la leche, casi imposible, hay que estudiar muy cuidadosamente la entrada teniendo en cuenta muchas cosas, a cambio las vistas y las atalayas son espectaculares te sientes cerca de dios, y a cualquier paso te vas con él en un momento.barrancazo
Volviendo a lo que nos ocupa después de coger todos los pertrechos salgo hacia el coto, como voy sobrado siempre de tiempo, me tomo un café en el camino, y así y todo llego aun de noche al monte,, paro coche y escuchó por un rato los sonidos del monte , al alba, que se vislumbra por el horizonte, paseando hacia los puntos roquedos o atalayas querenciosos, con los prismáticos, repasar cada metro de monte por las querencias ya por mi conocidas, y que son la madre del éxito en el rececho, ya amanecido y como tantas otra veces sin ver señales de vida de mis amigos cornudos, me decido a dar un paseo silencioso arco en mano por los últimos recovecos de la zona seleccionada más querenciosa, y después de estar ya a punto de desistir por la hora , justo al volcar una cresta hacia un gran barranco, escucho piedras rodar…. la respiración se acelera irremediablemente, me quedo inmóvil y me acerco lo más sigilosamente que permite el terreno pedregoso, al asomar un ojo,,, al barranco veo 5 o 6 hembras comiendo con sus chotos, una hembra ya me mira con atención, paso lento atrás y en silencio doy un rodeo y me acerco a unos 100 metros, al asomar a una meseta del barranco algo más llana, al abrigo, veo 30/ 40 / 50 70 /80 arruís, pastando tranquilamente, varios machos con majestuosas e impresionantes cuernas , a pesar de mi sigilo, algunos ya me están mirando, con el corazón ya al galope no puedo por menos que encender la cámara de video que tengo en el arco, y grabar la escena , es como la de jurásic park, esa maravillas allí delante de mí, una vista del paraíso terrenal,
Después de unos segundos que me parecieron horas se produce lo inevitable, la estampida… en poco tiempo quedan solo 5 o 6 animales rezagados que estaban más abajo, doy otra vez paso atrás y con un rodeo de 500 metros les entro con el viento a favor de arriba abajo tapándome con un saliente del roquedal, paro, tomo aire y asomo con sigilo, y veo 5 pares de ojo clavados en mí, increíble ,, y otra vez me han pillado, y después la 2º estampida,, adiós rececho me digo en mis adentros ,,, pero en la meseta siguiente se quedan parados mirando unos segundos, fuera de tiro aparentemente, y un profundo barranco de 300 m nos separan, casi por curiosidad decido medir con el telemetro, 65 m, no lo pienso más, encaro a una hembra de buen porte, le subo el pin un par de dedos de la zona mortal y zasss, salen todos en estampida, sin acusar el tiro, lógico, me digo en mis adentros, el pin mas lejos lo tengo a 50, sin embargo a los 20 metros en animal se queda rezagado y da unos pasos torpes, que me indican que está tocado de muerte, al momento se desploma en el suelo,,,,,, la sensación es indescriptible, solo los que conocéis este tema comprendéis estas sensaciones.
Pero por otro lado hay que bajar al barranco y cobrar el animal, a mis años cosa nada fácil, pero curiosamente ocurre lo de siempre, la adrenalina o el calentón del momento te cambia, no hay dolor ni cansancio en absoluto y las fuerzas me sobran por todos lados, a la hora, tengo el animal arriba y la foto que veis y que ya siempre estará en mi recuerdo, y a las 10,30 en la oficina .
arrui rececho

Categoria: General No Comments »