Enlaces

Buscar


« | Home | »

Impresionante trofeo de Gamo de Guillermo Miralles

enero 27, 2015

gamo miralles bulgaria pequepeque coto buslgaria
Los hermanos Francisco y Guillemo Miralles, nos hacen una resumen de su aventura.
Cacería de 7 días en los montes Rodopes en Bulgaria, en el coto estatal de Studen Kladenets, que toma su nombre del pantano que lo circunda, el más grande de Europa, con una extensión de 19 kilómetros de largo.
Muy buenas instalaciones para los cazadores, en este caso éramos 3, un francés, mi hermano Francisco y yo mismo.
Con un staff de 14 personas, entre guías, cocineros, carniceros y varias personas dedicadas al mantenimiento del coto, todos muy profesionales, especialmente el jefe de los guías, de nombre Mehmed Paytar, aparte de excelente guía, cámara de televisión.
Nada más llegar al coto, té asignan por cazador un guía vehículo todoterreno, un arma, así como estancia y todo lo necesario para el buen desarrollo de la cacería.
Desde el primer momento se ofrecieron a organizarnos varas batidas para mi hermano y para mi, la manera más efectiva de conseguir un buen jabalí y un lobo, mis principales objetivos, pero a lo cual me niego rotundamente, pues mi intención es solo el rececho, ya advirtiéndome que en esta modalidad de caza es muy difícil encontrar un jabalí, y mucho más difícil un lobo solitario, pero yo sigo en las mías, el rececho.
En mis trece salidas de caza, pude observar una cantidad ingente de animales, casi todo gamos, yo calculo de unos 800 ejemplares entre los dos sexos, observando varios machos medalla de muy buen porte, pero siguiendo las indicaciones del guía, se negó a que disparara a ninguno de ellos, púes a su criterio, eran animales que con el tiempo pasarían a ser trofeos capitales.
Fue en mi cuarto rececho, cuándo a primera hora de la, mañana, localizamos un gamo que a su juicio era bueno, después de una buena aproximación, llegamos a una distancia de 115 metros, con una muy buena posición de disparo, tiro al codillo y lance perfecto.
Gran sorpresa cuando después del disparo y al acercarnos al animal, observamos el tamaño de su cuerna, espectacular, ancho y alto, las fotos de rigor, el tradicional respeto al animal abatido colocando una ramita en su boca y ofreciéndome a mi otra rama, una vez impregnada con la sangre del trofeo.
Poco podía imaginar, qué después de las primeras mediciones en verde, resultó un trofeo de mas de 200 puntos largos y con un peso de cuerna de 3150 gramos, el más grande de la finca en su historia, uno de los mas grandes del país y posiblemente de los mejores del mundo en abierto, a falta de la confirmación oficial de la junta de homologación búlgara y de la universidad de Sofía.
Una experiencia inolvidable, a pesar de no conseguir el lobo y mi deseado jabalí, no descarto en un futuro volver para completar mi capricho de cazar estos animales en abierto, sin vallas ni artificios.
Sirvan estas líneas para agradecer tanto a Georgi, administrador del coto como a Ivan, nuestro amigo y traductor de turno, el trato recibido en estos 7 días

A pesar de ser una cacería de montaña, los largos desplazamientos hasta las cumbres, donde empieza el rececho, siempre de arriba hacia abajo, sé realizan en vehículo todoterreno, desplazamientos que en algunos casos duran una hora, en las partes superiores de los montes encontramos unas praderas inmensas, muy fáciles de andar, pero con muy poca cobertura vegetal para no ser divisado por los animales.
La niebla, siempre omnipresente en las partes bajas del coto, debido a la cercanía del pantano, imposibilitan la caza a no ser que te desplaces a las cumbres, dónde dicha niebla prácticamente no existe, aparté de que es el hábitat preferido por los grandes machos, siempre buscando la cobertura de los grandes bosques, a diferencia de las hembras, que no tienen ningún reparo en venir a comer hasta la misma puerta de la casa.
Destacar la poca presencia de venado imperial en este coto, su presencia es prácticamente testimonial, observando varios varetos y hembras, pero de una estatura y porte realmente grande, así como la casi inexistencia de corzos, los cuales prefieren las grandes llanuras cerealistas del centro del país.
Sin duda, un destino asequible a nuestros bolsillos y para todos aquellos que quieran disfrutar de la auténtica caza salvaje, pero sin renunciar a la comodidad de unas buenas instalaciones y buena comida.
Detalle del gamo de 3510 gramos abatido al cuarto rececho y descartar varios medallas a criterio del guarda. Nunca pudimos imaginar que este trofeo pululara libremente a escasos 80 metros de unos corrales de vacas abandonados antaño, más a sabiendas que un cazador alemán llevaba 3 años en busca de tal semejante trofeo, sin haberlo encontrado, para que llegue un novato y en 3 días se lo quita de las narices. Hunting is hunting, ,como decía aquel, y nunca sabremos lo que nos va a deparar el destino. Pd Solo 1 bala en 7 dias,pero la risa les da cuando en este país disparamos a los jabalís de 80 kilos con unos calibres que ellos consideran desmesurados, o calibres mas típicos de la sabana africana, púes sus preciados sus escrofa, que en algunos casos sobrepasan los 220 kilos de peso, los cazan con el omnipresente 30-06 o 7×64 , como máximo, con rifles exprés combinados de bala y escopeta, pues una sola arma del debe servir tanto para el jabalí como para cazar la codorniz con perro de muestra. Diferencia de culturas, cuando aquí adquirimos los cartuchos de caza menor por cajones,y allí se venden por unidades sueltas. (Deme 4 cartuchos

Categoria: General No Comments »