Enlaces

Buscar


« | Home | »

LA ETICA EN LA CAZA CON ARCO

febrero 7, 2013

Tesoro Park Enero 2013 2 Javea Tesoro Enero 2013
LA ETICA EN LA CAZA CON ARCO Muchas veces he tenido ganas de escribir de este tema, la ética o responsabilidad que todos deberíamos tener a la hora de soltar la flecha, o mejor dicho antes , y sobre todo después , y os explico lo que estoy intentando decir, en mi zona de residencia y alrededores ( un poquito gracias a mis esfuerzos y además también a mi recién nacido libro LUNA CRECIENTE, estoy viendo el gran incremento de nuevos aficionados a la arqueria, de ellos la mayoría a la caza con arco, dentro de esta, la sufrida y para mi única modalidad del Jabalí en aguardo.
Muchos lo hacen privadamente, sin dejarse aconsejar.
Y a veces me da la impresión de que hay un vacío en la enseñanza y preparación para estos nuevos cazadores arqueros, que por desgracia este vacio solo lo podrán llenar a base de fracasos y disgustos intercalados de alguna grandísima alegría, al no ser fácil encontrar las respuestas que buscan en ningún sitio, y solo la experiencia que dan los años, ser la única escuela que encontraran.
Me estoy refiriendo con todo esto, a los disparos fallidos, o poco acertados, y concretamente al Jabalí y las consecuencias que esto puede tener, y que deberían y debemos tener, muy muy en cuenta, antes de precipitarse al soltar esa ansiada y mortífera flecha con punta de caza.
Cuando tu disparo no es lo acertado que siempre debería ser, y la flecha no impacta en la zona vital del animal, ya sea por la precipitación, o falta de aguante del cazador a que el animal se cuadre correctamente para el disparo, o a lo mejor, por falta de luz, hay miles de razones para fallar un disparo, bueno pues cuando esto ocurre se puede decir que es UNA CALAMIDAD PARA EL CAZADOR, sin decir de la presa, sobre todo en el caso del Jabalí, además de, si como es obligado hacer, se rastrea, concienzudamente la zona, preferiblemente con perros especializados, por varios días, si es necesario, si el disparo no impacta en la zona vital, muchas veces será trabajo perdido, ya que el animal caminara y se alejara muchos Km. del peligro antes de tumbarse.
Además del enorme disgusto del cazador, la incertidumbre de no saber lo que ha pasado, ni poder catalogar al animal, del pesado (cuando no hay resultados) trabajo de rastreo, infructuoso, del sufrimiento del animal, que aunque a los cazadores nos traten de insensibles, nos importa, en realidad más que a la mayoría de los sensibles, hay una cosa más que tiene importancia, máxime en estos días que cazamos muy cerca de zonas pobladas, o cercanas a urbanizaciones, es el peligro de un animal malherido por el monte, y que puede darnos un grave disgusto a nosotros , a perros o paseantes.
Por todo esto debemos concienciarnos todos, de asegurar al máximo posible el disparo, conteniéndonos, si la situación no es totalmente favorable, y si al final tenemos la mala suerte de encontrarnos en esa situación, de errar parcialmente un disparo, tenemos que emplear todo el tiempo necesario para el rastreo, varios días si es necesario, con perros, de forma sistemática alrededor al disparo, para al menos estar lo más seguros posible, de no dejar un animal herido por el monte. ES LA RESPONSABILIDAD DE SER ARQUERO

Categoria: General No Comments »