Enlaces

Buscar


« | Home | »

INSTINTOS DE CAZA 1ª parte

enero 8, 2010

foto arquero (Small) (Small) (Medium)
¡¡ INSTINTOS DE CAZA ¡¡

Igualmente que cuando un león, leopardo,
Lobo, huelen a sangre o ven restos de un parto de una gacela, o ven andar una de ellas con síntomas de enfermedad, o un zorro escucha el chillido de un conejo herido en el monte, automáticamente algún resorte se mueve en lo mas adentro de nuestro cerebro y el instinto atávico de depredador que algunas personas llevamos dentro se despierta, después de estar dormido por un tiempo en mi caso por convencimiento e interés propio, y de pronto algo se despierta, te olvidas de lo que estabas haciendo y ese instinto de caza te atrapa con los cuatro sentidos,
pareja de jabalies  captados  pastando tranquilamente

Así es como comencé esta historia llevando a dar un paseo turístico a un cliente a enseñarle este precioso pueblo donde tengo la suerte de vivir, JAVEA, y que aparte de ser en mi opinión uno de los mas preciosos de España, tenemos la suerte de tener de todo, desde Meros y Atunes, hasta Jabalíes, y pronto Arruis, y después visitamos la finca donde cazo en Albacete, andando en el coche y sin siquiera bajarme observe los típicos surcos zig -zageantes en el suelo de un campo de almendros, frescos, de ese misma noche, al pasar con el coche, que seguro a cualquier persona le parecía unos rascones de una maquina agrícola, o cualquier otra cosa sin mayor importancia, sin embargo a muchos de vosotros como a mi, nos dicen mucho mas que eso, y desde ese preciso momento que vi las señales, me empezó a entrar ese síndrome del que hablaba al principio, ya no se me ocurría nada de que hablarle al cliente, ya me quede ensimismado organizando la estrategia de caza y en realidad ya cazando en mis adentros.
tosca buena imprimir (Small)
Por donde entrare a la mancha? donde pondré el puesto? Que día será mejor? Que estarán comiendo en esta zona? Será un buen navajero o una familia que hay que respetar o al menos yo lo hago.
Revisar el viento predominante, las querencias de entrada, es todo un mundo de estrategias y además yo tengo la costumbre de fotografiar y si tengo la posibilidad grabar en video los animales antes del lance final, se trata de disfrutar y alargar la cacería lo mas posible y el disfrute, ya que el lance final si esta bien estudiado es muy rápido, aun cazando con arco, aunque si esta bien realizado es una de las cosas mas gratificantes que yo conozco, en unos segundos tienes que decidir un montón de cosas, que ocurren rápidamente, puedes estar recordando y reviviendo el lance ¡¡años¡¡ y todas las variantes que pudo tener, eso si lo acertaste, y si lo fallaste aun mas.

yo estoy seguro que todos los animales yo incluido se ayudan para la caza de todo lo que tienen a su alrededor en el campo para hacer mas efectiva su astucia de caza y estoy convencido de que hacer el mejor uso y ayudarnos de ello, de lo que tenemos a nuestro alrededor climatología, vegetación, orografía del campo, viento, y hasta otros animales, es lo que diferencian a un buen cazador de otro, tanto al éxito de un guepardo a la carrera, como a un lobo de mar, o una araña en donde coloca su tela, y claro esta a un esperista de jabalíes nocturno igualmente, si eliges bien el puesto y lo demás que es mucho, el éxito esta asegurado y si no, fracaso tras fracaso, conozco mucha gente que dice que la caza en espera es aburrida y absurda, (cuan lejos de la realidad), en realidad los fracasos continuados al final te hacen aborrecer la caza, es el viejo dicho de la zorra y las uvas, después de ver que es imposible atraparlas ¡¡decir¡¡ ( para que cogerlas ,, no están maduras,,
¡¡¡ en todo caso si te gusta al monte y su magia, nunca fracasas¡¡¡


Volviendo a la historia real que nos ocupa, muchos paseos por el cazadero para comprobar las diferentes cosas necesarias para tener un mínimo de seguridad de acierto en el lance y por fin decido fijar el día, un domingo que sin ser el mejor día por los muchos paseantes campestres que pueden cambiar las querencias habituales de los animales, sin embargo es cuando podemos cazar, yo me voy al puesto temprano, siempre prefiero estar mucho antes de que los animales se muevan por que es muy desagradable que cuando te acercas al puesto te encuentres a los porcinos ya comiendo con la consiguiente estampida y al traste con la (y valga la redundancia) esperada, espera.

Decidida la noche o la madrugada de autos por diferentes razones, ese día desde que me levantó ya estoy nerviosillo, pensando e imaginado como será el lance, lo pienso y repaso mil veces e intento prevenir cualquier error posible, y al final me voy al monte con todo el arsenal de cosas que necesito, cámara, trípode, silla, arco, luces varias, ropa de abrigo, al llegar al tiradero noto que es una tarde de calma ¡¡mala cosa¡¡ en las noches de calma los animales tienen ventaja, por que su oído es mil veces mejor que el nuestro y pueden detectarnos a mucha distancia por el mas mínimo ¡¡clic¡¡ he incluso por la respiración si no es limpia y tranquila, sin embargo si hay algo de viento este disimula mucho y disfraza acústicamente al cazador, si a esto se le añade una brisa cambiante, casi seguro que el desastre esta servido, y al cabo de 2-3 horas de aguardo ya lo tengo claro que esta noche no será la mía, no obstante me espero una hora mas, pero nada, he tenido a los jabalíes siempre tapados por el monte a 10 metros, me han detectado claramente, y no han entrado al comedero, esto es muy mala cosa por que ellos aprenden en seguida y una vez que te detectan en un puesto el próximo día entraran con mucha mas precaución y darán un rodeo para comprobar que el sitio esta limpio de indeseables, cuando te detectan normalmente resoplan fuerte una o varias veces, como si quisieran tragarse el aire y asegurarse, y a veces emiten uno o varios gruñidos secos y cortos, como un insulto que dice ¡¡se que estas hay cabr…. ¡¡ y después se marchan tranquilos y adiós Madrid.
Yo he estado varias veces en esa situación sentado en el suelo y entrándome los jabalíes por detrás, es bastante impresionante y el corazón late fuerte, no puedes darte la vuelta por no asustarlos y los sientes tan cerca en la noche que impresiona.
Un par de veces y a diferencia de lo normal que es que cuando ya te han detectado y saben lo que eres se marchan, en esta ocasión, el guarro, uno solo y macho seguramente, se ha quedado, quieto, acercándose y gruñendo ¡¡amenazantemente¡¡ hasta 2 o 3 metros de distancia por mi espalda, y puedo decir que esos minutos son escalofriantes, si tienes un rifle es diferente, siempre puedes en su dirección encañonar el monte (que no al bicho) y esto tranquiliza, aunque seria difícil acertarle en la oscuridad de la noche, pero con el arco es imposible defenderse en esa situación.
Esta noche ni eso.

Una noche mas sin disparar, como la mayoría¡¡
Volveré a intentarlo la próxima luna, esa noche si tiene que ser la definitiva, esta noche estaré esperando camuflado en el monte como una fiera mas,pastando en javea  1 jgp (Small)

Categoria: General No Comments »